Talento

Energía JG

Anuncios

¿Qué es Refle-Acciones para Líderes?

 El reto de la altura, es una frase que suelo usar para expresar el espacio de soledad que muchas veces enfrentamos como líderes y que entre más alto sea el lugar que ocupemos en una organización llámese corporativa, institucional o familiar, también más grandes son los retos y los miedos que por formación y habitualidad no nos ha sido permitido externar, ya que la expresión de esas emociones se ha considerado socialmente como muestras de debilidad.

Muchos ejecutivos de alto nivel y empresarios exitosos, me han comentado que tienen dificultad para expresar las emociones, sin embargo he descubierto que es un juicio bastante infundado, ya que al indagarles, descubrimos que la emoción más expresada es la de la ira en sus muy variadas formas y que la que realmente se les dificulta es la de la ternura, el amor y el gozo pleno.

Ante esta incapacidad provocada por la ignorancia que se generó en su propio sistema familiar por tradición e imitación, hoy se observan muy comprometidas varias áreas de vida en las que podrían ser mas eficientes, efectivos, afectivos y felices, lo cual sin duda se reflejaría también en su desempeño profesional.

Por ello, hoy comparto el siguiente diario de Refle-Acciones con el único propósito de contribuir día a día con algunas palabras que te permitan encontrar alguna posibilidad para vivir mejor

Con cariño para ti y los seres que impactas con tu manera de ser.

Josefa Galván

Directora General

Human Potential & Business

Llave del Aprendizaje

¡¡¡Expresa TÚ luz!!!

#Felicidad es una forma de expresar tu luz

http://ow.ly/zLvbX

Felicidad igual a:

¡¡#amor incondicional = a #felicidad!! ❤

 

Vive TU vida

“Tu #tiempo es limitado, así que no lo desperdicies viviendo la #vida de otra persona” Steve Jobs @HumanPotentialB http://ow.ly/i/6iOca

 

LA FELICIDAD ES UNA ELECCIÓN PERSONAL

El pensamiento positivo realista de posibilidades abre el camino de la esperanza.

Parte 1. El contexto actual…

Imagen

La felicidad siempre ha sido tema importante para el ser humano, sin embargo, actualmente se está enfatizando cada vez más,  incluso se han creado institutos, escuelas, universidades, corrientes, propuestas, grupos en redes sociales que pretenden explicar y abrir espacios de reflexión y conciencia cuyo propósito pareciera ser “como estimular(se) para permanecer más tiempo en estados de felicidad”, la intención, sin duda, es muy buena, pero me pregunto:

¿quiénes están  participando en estos movimientos están logrando ser más felices?

¿cómo consiguen aislarse de lo negativo que ocurre diariamente?

pues lo que vemos y oímos en los medios no es precisamente para generar felicidad sino más bien para generar preocupación, enojo, tristeza, etc., varios estudios a nivel internacional han demostrado el grado de desconfianza que vivimos y esto no está vinculado precisamente con la felicidad, ¿cierto?

Parte 2. La fractura de la autoimagen…

Con base en lo anterior y de acuerdo con mi experiencia como consultora, coach, facilitadora de cambio y principalmente como ser humano habitante de este planeta puedo comentar algunos ejemplos:

En varias organizaciones se están viviendo cambios estructurales que generan alto grado de estrés, sobre todo a nivel de alta dirección, recientemente uno de mis clientes / coachee me compartía que en un periodo de 8 meses aproximadamente experimentó cambio de 6 jefes lo que poco a poco le fue llevando a ser responsable de un área para la cual no le contrataron lo que provocó que de ser un experto en una especialidad, se empezara a sentir como incompetente, al final le liquidaron, y este es un juego que parecieran jugar con el enfoque de “todos pierden”, para mi coachee es el momento de apoyarle en encontrar posibles caminos en los cuales se sienta mejor y logre dar lo mejor de si para beneficio propio y de quienes le rodean.

 

Parte 3. La visión a partir de los 60…

sonríe

Este año, se prejubilaron en mi empresa Human Potential & Business , dos personas, mujeres que colaboraron con nosotros por 14 años, y me llamo mucho la atención el lenguaje, corporalidad y emocionalidad tan diferente de cada una de ellas, una con resentimiento por su vejez y otra con la alegre expectativa de crear y producir nuevas opciones de vida activa y de contribución positiva, aquí quiero reconocer a una persona que admiro, Ana María Zepeda icono de la capacitación, juego, diversión y creatividad en México, quien es más joven que muchas personas que tiene la mitad de su edad, su alegría es tan contagiosa que se le quiere fácilmente. Y por cierto, he observado un fenómeno interesante en los hombres respecto a la felicidad, pero eso es para otro artículo.

 

Parte 4. La satisfacción por ayudar a otros…

Otro ejemplo en una área totalmente diferente es del ámbito educativo en el cual recientemente participé con un grupo de aproximadamente 120 personas, deseosas de aprender y de encontrar opciones que les permitan enfrentar de una mejor forma su propia vida tanto como de ayudar a sus estudiantes, un docente me comentaba que un alumno había bajado su desempeño y que en varias ocasiones había pedido la asistencia de sus padres sin obtener un resultado favorable, al comentarlo con su alumno cuya actitud dejaba mucho que desear respecto a lo que se espera en positivo en el plantel de un muchacho de 18 años aproximadamente, le preguntó la causa y el alumno respondió, que a sus padres no les importaba, a lo que el maestro dijo, “pues a mí sí me importas” y esto dio un giro en el comportamiento de su alumno, sin embargo,  la pregunta es, ¿el maestro logrará sostener el cambio?, esta situación provoca en el maestro varias emociones, si de alegría o felicidad por el impacto y respuesta obtenida pero también de tristeza por observar lo que sucede no con un alumno sino con varios, por lo tanto, el desgaste emocional es tal que muchas veces no se logra la constancia ni la consistencia para dedicarlo a los demás.

 

Parte 5. En la maternidad…

<3

Otra muestra, una persona de nivel ejecutivo, mujer que desea casarse, tener hijos, formar una nueva familia, pero muchas dudas le asaltan por lo que observa, me llama y me pregunta, “Oye Josefa, ¿tú que experiencia tienes respecto a los hijos, se tienen mas momentos positivos que negativos?, yo le compartí que para mi, los momentos de alegría han sido tan profundos e intensos que son capaces de borrar el dolor o sufrimiento anterior, por ejemplo el embarazo incluye muchos momentos desagradables y preocupantes como si el hijo viene completo, sano, etc., pero en el momento que sentía su movimiento y ya en el parto cuando me mostraban a mis hijos y me decían que estaba sano y completo, mi cerebro a causa de la intensa felicidad, automáticamente borraba toda sensación de sufrimiento. Pero haciendo un recuento, efectivamente los momentos de preocupación que he vivido, habitualmente vienen acompañados de momento de paz, tranquilidad y/o felicidad, que si mi hijo se cayo y lastimó me preocupa, cuando observo que es arreglable me tranquiliza y ay lo veo como parte de la vida, que si reprueba una materia, que si rompió con la novia, que si anda de fiesta y no llega, etc., al final llega la calma, la paz y la felicidad y aun lo sigo experimentando.

Parte 6. La mala copia de la felicidad…

He conocido varias personas que consideran ser felices mientras compran aunque no necesiten, asisten a fiestas, están con amigos, parejas temporales o situaciones en las cuales ríen, se divierten, disfrutan pero cuando están solas se sienten realmente solas, tal vez, porque aún no han aprendido que pueden ser felices a partir de si mismas, posiblemente han confundido la felicidad con la alegría que el dinero o las cosas materiales les han proporcionado y esto es legítimo, es válido y totalmente respetable, el tema es que sin ello no sienten ser felices ya que dependen de terceros, pero estoy segura que en su momento adecuado podrán elegir y diseñar otros espacios que les proporcionen felicidad en la simplicidad de su propia vida. Para ejemplos muchos y los observamos en las noticias de gente pública. El dinero no es la felicidad pero ¡caray, como se le parece!

Parte 7. A pesar de todo…

niños

Mi hermano menor, pareciera que le tocó ser el receptor familiar de las enfermedades pues desde los 20 años ha padecido de gota y su vida o más bien su permanencia en este mundo, se ha visto muy comprometida, que yo recuerde como cinco veces ha estado muy grave, prácticamente a punto de morir, pero seguramente aún no es su momento. Actualmente tiene 55 años de edad y hace 12 años tuvo un derrame cerebral que transformó por completo su vida y la de quienes le rodeamos, quedo paralizada la parte derecha de su cuerpo  y durante una buena cantidad de tiempo se mostró y con justa razón enojado, intolerante, era sarcástico y diría yo que hasta agresivo de manera innecesaria, sin embargo comprendíamos su estado de animo, ¿cómo le pasaba esto a alguien tan dinámico?, al soporte de la familia, pues si, ¡ocurrió!

En muchos momentos yo le ofrecía ayuda para que aprendiera a transformar su forma de ver e interpretar su situación, cosa que rechazaba una y otra vez, pero no me daba por vencida y le acercaba, meditaciones, visualizaciones, pensamientos positivos, ejercicios físicos, acercamiento afectivo, etc., que poco a poco y de acuerdo a su propio ritmo algunos mensajes fueron tomando su espacio, después de casi 4 años, decidió volver a trabajar aun con sus capacidades diferentes y emprendió un negocio de videojuegos e internet, esto “le obligó” a aprender muchas cosas como: manejar la computadora, a escribir con su mano izquierda, guiar a sus clientes en el uso de video juegos y en como navegar en internet, realmente ha logrado aprender mucho, incluso a divertirse con sus clientes que principalmente son niños y jóvenes con quienes bromea y le quieren, le son leales.

Desde 2008 su esposa o su hijo le apoyan diariamente con su diálisis pues solo tiene un riñón al 7%, que por la parte derecha de su cuerpo inmovilizada, no le es posible ser autosuficiente y es justo él, quien nos ha mostrado también que es posible observar su vida desde la paz, que no importa que tanto dolor o mal sienta cuando está hospitalizado es capaz de bromear con médicos y enfermeras, Martín ha descubierto que aun en esas condiciones tiene motivos para ser feliz en varios momentos y que agradece cada día de vida y dice “Dios me dio un día extra”.

 

Parte 8. Aun dentro de la pérdida…

Otra vivencia, cuando mi hija falleció hace 13 años fue para mi como si “me hubieran mordido y quitado un pedazo de mi alma”, pero como a lo largo de mi vida aprendí a enfrentar las situaciones como sino pasara nada, logré mantenerme “tranquila” los amigos me admiraban por la gran fortaleza, sin embargo, descubrí que no sabia realmente como enfrentar tal pérdida, por supuesto después trabaje en ello para alcanzar mayores momentos de paz, pero lo que principalmente deseo compartir con ustedes es que, yo que tantos cursos había dado acerca del uso de pensamiento y lenguaje positivos, ver la vida para adelante y bla bla bla, me sucedió  que aunque no lo expresaba, cada día que pasaba iba contando cuantos llevaba sin estar con ella y precisamente al año de su muerte, cuando estaba bajo la regadera, mi espacio de mayor reflexión, pensaba “ increíble, ya pasaron 365 días sin Sara” y me di cuenta que eso me hacia sentir triste, sufría en silencio pues no quería que mi esposo ni mi hijo lo supieran porque yo me veía como la fuerte, viva de dolores musculares y pastillas para amortiguarlo, pero de pronto bendita gota de agua, “Me dije que incongruente soy, yo le digo a la gente que transforme su pensamiento en positivo y yo no lo estoy haciendo, justo en ese momento encontré el pensamiento y palabras más esperanzadoras “Un año menos para el reencuentro”, más allá de si esto es real o no, mi emoción se transformó y con ello mis pensamientos, lenguaje y mis acciones fueron reencauzadas para estar mas en paz.

Por las experiencias antes compartidas y otras tantas vividas por mi y convividas con mis familiares, amigos, alumnos, clientes y conocidos compañeros de asiento en avión, autobús, etc., , es que me atrevo a decir que vivir más tiempo en el espacio de la felicidad  es una elección personal.

Hay eventos que no puedo cambiar, pero si puedo cambiar mi pensamiento y emociones respecto a ellos y eso lo logro con lenguaje más positivo, más funcional, más productivo y si lo refuerzo cambiando mi corporalidad, ¡seguro que tendré más momentos felices para mi mas alto bien!